Versículos de bendición

versiculos de bendicion

Para nadie es un secreto que pertenecemos a una sociedad en la que a diario y en determinado momento recibimos una bendición de modo habitual, la más conocida, es al asistir al templo los domingos por el sacerdote, pero esa no es la única manera, también podemos nosotros dar o recibir una bendición por parte de nuestros seres más allegados, ya sea, de padres a hijos, de abuelos a nietos o entre hermanos, de hecho, es tan natural el bendecir que cualquiera puede hacerlo, sin importar que exista o no un parentesco, pero en sí ¿qué representa esta palabra tan sagrada? bendecir es la manifestación que expresa una forma de alabar, consagrar o invocar la presencia de Dios para proteger, cuidar y preservar, vale acotar que la bendición no solo se da hacia personas, también puede concederse a un objeto, un inmueble, un vehículo o alianzas, otorgando un efecto directo e instantáneo hacia quien la recibe, con tan solo pronunciar la palabra.

Otro dato curioso que nos regala este término, es que luego de pedir la bendición, el que la confiere puede responder de muchas formas como “Dios te bendiga”, “Dios te acompañe” “Ve con Dios” “el Señor este contigo” e inclusive “que te vaya bien” la semejanza que prevalece siempre, es que en todo momento se invoca la presencia de Dios nuestro Señor y que todos manifiestan un deseo benigno hacia la otra persona.

Eso nos hace preguntarnos ¿por qué es tan importante la bendición en nuestra gente? Y todo apunta a que es la fe y la esperanza en Jesús, nuestro único salvador, la propulsora que nos mueve a que este rito se realice sin distinciones de ningún tipo, pero la fe es una virtud que debe alimentarse día tras día, y una forma muy practica y sencilla de hacerlo es mediante los versículos de bendición que te presentamos a continuación.

1. Obedezcan y sigan mis mandamientos

Si se conducen según mis estatutos, y obedecen fielmente mis mandamientos, yo les enviaré lluvia a su tiempo, y la tierra y los árboles del campo darán sus frutos.
Levítico 26:3-4


2. Multiplicaré a tus descendientes

Multiplicaré a tus descendientes como las estrellas del cielo, y les daré todas esas tierras. Por medio de tu descendencia todas las naciones de la tierra serán bendecidas, porque Abraham me obedeció y cumplió mis preceptos y mis mandamientos, mis normas y mis enseñanzas.
Génesis 26:4-5


3. Toma en cuenta solo al Señor

Me pregunto:
«¿Qué es el hombre, para que en él pienses?
¿Qué es el ser humano, para que lo tomes en cuenta?»
Salmos 8:4


4. Deja en manos del Señor todas tus obras

Pon en manos del Señor todas tus obras,
y tus proyectos se cumplirán.
Proverbios 16:3


5. El Señor tiene planes maravillosos

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.
Jeremías 29:11


6. Dios proveerá

Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.
Filipenses 4:19


7. Adora al Señor y el bendecirá tus alimentos

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua. Yo apartaré de ustedes toda enfermedad.
Éxodo 23:25


8. Dichosos los que se refugian en el Señor

Prueben y vean que el Señor es bueno;
dichosos los que en él se refugian.
Salmos 34:8


9. Multiplícate y el señor te bendecirá

Hoy te ordeno que ames al Señor tu Dios, que andes en sus caminos, y que cumplas sus mandamientos, preceptos y leyes. Así vivirás y te multiplicarás, y el Señor tu Dios te bendecirá en la tierra de la que vas a tomar posesión.
Deuteronomio 30:16


10. El Señor es mi pastor, nada me falta

El Señor es mi pastor, nada me falta;
en verdes pastos me hace descansar.
Junto a tranquilas aguas me conduce.
Salmos 23:1-2


11. Dios te da su espíritu a través de su gracia

Que la gracia del Señor Jesucristo sea con su espíritu.
Filemón 1:25


12. Si te tratan mal, bendícelo

No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto fueron llamados, para heredar una bendición.
1 Pedro 3:9


13. El fruto del Espíritu es una bendición

En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.
Gálatas 5:22-23


14. Escucha el Señor en todo momento

Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra.
Deuteronomio 28:1


15. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia,
porque serán saciados.
Mateo 5:6


16. Entrega el diezmo al templo

Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.
Malaquías 3:10


17. Trabaja por la paz y serás dichoso

Dichosos los que trabajan por la paz,
porque serán llamados hijos de Dios.
Mateo 5:9


18. Que la gracia de Dios te acompañe siempre

Que la gracia del Señor Jesucristo sea con su espíritu. Amén.
Filipenses 4:23


19. Ten bondad en tu corazón y produce el bien

El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca.
Lucas 6:45


20. Sé una persona de bien, siervo, bueno y fiel

Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”
Mateo 25:21


21. Ora para que a tu hermano le vaya bien

Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente.
3 Juan 1:2


22. La gracia del Señor es abundante

Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.
2 Corintios 9:8


23. Dios nos bendecirá en abundancia

Que reciban misericordia, paz y amor en abundancia.
Judas 1:2


24. El Señor omnipotente es mi fuerza

El Señor omnipotente es mi fuerza;
da a mis pies la ligereza de una gacela
y me hace caminar por las alturas.
Habacuc 3:19


25. Cásate y hallarás tu bendición

Quien halla esposa halla la felicidad:

muestras de su favor le ha dado el Señor.
Proverbios 18:22


26. Dios cumple lo que promete y bendice a las naciones

El Señor tu Dios te bendecirá, como lo ha prometido, y tú podrás darles prestado a muchas naciones, pero no tendrás que pedir prestado de ninguna. Dominarás a muchas naciones, pero ninguna te dominará a ti.
Deuteronomio 15:6


27. Dios nos bendecirá a todos en la tierra

Dios nos bendecirá,
y le temerán todos los confines de la tierra.
Salmos 67:7


28. Si eres generoso y el Señor te bendecirá

Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.
2 Corintios 9:11


29. El Señor se complace en su pueblo

Porque el Señor se complace en su pueblo;
a los humildes concede el honor de la victoria.
Salmos 149:4


30. Recita medita con el libro de la ley, así prosperarás y tendrás éxito

Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito.
Josué 1:8


31. Dichosos los de corazón limpio

Dichosos los de corazón limpio,
porque ellos verán a Dios.
Mateo 5:8


32. Utiliza tu palabra sabiamente

En la lengua hay poder de vida y muerte;
quienes la aman comerán de su fruto.
Proverbios 18:21


33. Que la gracia del Señor sea contigo

Que la gracia del Señor Jesús sea con todos. Amén.
Apocalipsis 22:21


34. Cumple los mandatos y obedece los decretos del Señor tu Dios

Cumple los mandatos del Señor tu Dios; sigue sus sendas y obedece sus decretos, mandamientos, leyes y preceptos, los cuales están escritos en la ley de Moisés. Así prosperarás en todo lo que hagas y por dondequiera que vayas.
1 Reyes 2:3


35. Teme, sirve y cumple con los mandamientos, para que te vaya bien

Y ahora, Israel, ¿qué te pide el Señor tu Dios? Simplemente que le temas y andes en todos sus caminos, que lo ames y le sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma, y que cumplas los mandamientos y los preceptos que hoy te manda cumplir, para que te vaya bien.
Deuteronomio 10:12-13


36. Bendeciré al Señor en todo tiempo

Bendeciré al Señor en todo tiempo;
mis labios siempre lo alabarán.
Salmos 34:1


37. Dios es la salvación y bendecirá los pueblos

Tuya es, Señor, la salvación;
¡envía tu bendición sobre tu pueblo! Selah
Salmos 3:8


38. Dios hará caer una lluvia de bendiciones en el tiempo oportuno

Haré que ellas y los alrededores de mi colina sean una fuente de bendición. Haré caer lluvias de bendición en el tiempo oportuno.
Ezequiel 34:26


39. El Señor bendice a su pueblo con la paz

El Señor fortalece a su pueblo;
el Señor bendice a su pueblo con la paz.
Salmos 29:11


40. Honra a tus padres y Dios te concederá una vida larga

Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.
Éxodo 20:12


41. El Señor te consolará si lloras

Dichosos los que lloran,
porque serán consolados.
Mateo 5:4


42. Haz la voluntad del Señor

El Dios que da la paz levantó de entre los muertos al gran Pastor de las ovejas, a nuestro Señor Jesús, por la sangre del pacto eterno. Que él los capacite en todo lo bueno para hacer su voluntad. Y que, por medio de Jesucristo, Dios cumpla en nosotros lo que le agrada. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Hebreos 13:20-21


43. Dios dice honra y haz caso sino maldeciré sus bendiciones

Si no me hacen caso ni se deciden a honrar mi nombre —dice el Señor Todopoderoso—, les enviaré una maldición, y maldeciré sus bendiciones. Ya las he maldecido, porque ustedes no se han decidido a honrarme.
Malaquías 2:2


44. El Señor bendice al justo

El justo se ve coronado de bendiciones,
pero la boca del malvado encubre violencia.
Proverbios 10:6


45. Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor

Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que escogió por su heredad.
Salmos 33:12


46. La memoria de los justos es una bendición

La memoria de los justos es una bendición,
pero la fama de los malvados será pasto de los gusanos.
Proverbios 10:7


47. Que tu voz sirva solo para bendecir

De una misma boca salen bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.
Santiago 3:10


48. Que la gracia del Señor sea contigo

Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes.
2 Corintios 13:14


49. Dios te bendice y santifica los domingos

Dios bendijo el séptimo día, y lo santificó,
porque en ese día descansó de toda su obra creadora.
Génesis 2:3


50. Tu amor a Dios, te salvará

Que irradie tu faz sobre tu siervo;
por tu gran amor, sálvame.
Salmos 31:16


51. Ayuna y ora

Así que después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron.
Hechos 13:3


52. Muéstrate temeroso al poder de Dios y te concederá la vida

Y, por haberse mostrado temerosas de Dios, les concedió tener muchos hijos.
Éxodo 1:21


53. Recibirás la bendición de Dios, si sigues las reglas

Pero quién se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído, sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla.
Santiago 1:25


54. Acoge la palabra de Dios

Escucha, hijo mío, acoge mis palabras,
y los años de tu vida aumentarán.
Proverbios 4:10


55. Mantén una conducta intachable y El Señor te ayudará

El reserva su ayuda para la gente íntegra
y protege a los de conducta intachable.
Proverbios 2:7


56. Si oras, el Señor te hará prosperar

Después de haber orado Job por sus amigos, el Señor lo hizo prosperar de nuevo y le dio dos veces más de lo que antes tenía.
Job 42:10


57. Obedece sus preceptos y normas del señor

Obedece sus preceptos y normas que hoy te mando cumplir. De este modo a ti y a tus descendientes les irá bien, y permanecerán mucho tiempo en la tierra que el Señor su Dios les da para siempre.
Deuteronomio 4:40


58. Dichosos serán ustedes por creer en mí

Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias.
Mateo 5:11

Al observar por medio de estos versículos que bendecir está tan presente en la biblia como en nuestra vida diaria, nos demuestra que para nuestro señor Jesucristo, esa era una expresión que valoró muchísimo durante su paso por la vida terrenal y desde ese momento a nuestros días, esta tradición por decirle así, sigue teniendo un rol muy significativo  y trascendental, por ello, si tanto anhelamos recibir la bendición de Dios, así como la bonanza y la salvación, debemos entonces ser merecedores de la misma ¿pero cómo? Llevando una vida sagrada, sin decir malas palabras, sin intromisiones en la vida de los demás, cuidando lo que decimos sin intrigar o calumniar, no envidiando los bienes del prójimo y teniendo un comportamiento congruente con lo que decimos y pensamos, así que analiza bien tu proceder y si es necesario realiza cambios acordes a un siervo del Señor, solo así seremos dignos y recibiremos la gracia de Dios la paz y el gozo.

También sabemos que a veces nuestro entorno está lleno de personas que carecen de la luz del Señor, y solo blasfeman en contra de los demás, en este caso y aunque te resulte difícil, no respondas de la misma manera, evita todo tipo de confrontación, perdona, se compasivo, devuélvele una bendición, ten misericordia, ora por él e invítalo a leer las sagradas escrituras, para que encuentre a través de la fe el camino para recibir la gracia de Dios.

0/5 (0 Reviews)

Entradas relacionadas

Ir arriba