Versículos de esperanza

Versículos de esperanza

En ocasiones nos encontramos en una montaña rusa de emociones y situaciones complicadas de la vida que suelen tomarnos por sorpresa, evidentemente son infinitas las reacciones que podemos expresar para cada caso, pero existe una emoción que prevalece por encima de las demás y es la esperanza, sí, aunque parezca soñador, las personas solemos aferrarnos a ella, porque es un estado de fe optimista que nos da una fuerza indescriptible de creer en aquello que no vemos, este recurso es tan valioso que nos impide caer en la desesperación o en inclusive en la depresión, cuando el panorama o nuestro entorno no es favorable.

Sin embargo, no todos creen ciegamente en la esperanza, algunas personas “muy racionales” creen que las cosas buenas que suceden en su vida es por el azar o por la probabilidad, en la cual basan su creencia en los hechos, y el tema de la esperanza les resulta un absurdo, por otra parte, tenemos a los que sí saben que es tener esperanza pero por una causa desafortunada la han perdido, para ellos y para cualquier individuo que no preserve la esperanza, les recomendamos los siguientes ejercicios para tenerla.

Ten ilusión, pero no seas iluso, aunque parezcan el mismo termino la ilusión se basa en un deseo de lograr algo tangible, mientras que los ilusos se dejan llevar por fantasías ideológicas que carecen de sustento y de cordura.

Sé optimista, la mayor cualidad para los esperanzados es tener optimismo, de este modo cualquier pensamiento por muy remoto que sea tendrá un lugar en nuestra mente, anhelándolo al mismo tiempo que esforzándote por conseguirlo.

Sé perspicaz, en ocasiones te enfocas más en ver el resultado que en detallar el proceso, y allí es donde ocurre lo inesperado, por eso debes estar alerta para evidenciar cuando esto ocurra.

Confía en Dios, ya que él ha sido el primer precursor que nos ha alentado a tener y conservar la fe de creer y confiar en lo que no podemos ver, lo que hace que nuestra esperanza se avive más conforme a su palabra.

Pero ¿es la esperanza la mejor opción ante cualquier situación? Obviamente existen casos que tienen un soporte más lógico que otro, pero cuando la esperanza va ligada a la fe, es posible creer en lo imposible, por ello hay tantas personas que se aferran a su creencia cristiana, porque Dios es la mayor garantía de que la esperanza si existe y que con nuestro Señor es posible cualquier cosa por más increíble que parezca, por esta razón te invitamos a ver estos maravillosos versículos extraídos de las sagradas escrituras que nos enseñan como mantener viva la esperanza.

1. La esperanza frustrada aflige al corazón

La esperanza frustrada aflige al corazón;
el deseo cumplido es un árbol de vida.
Proverbios 13:12


2. Coloca tu esperanza en el Señor

Pero yo he puesto mi esperanza en el Señor;
yo espero en el Dios de mi salvación.
¡Mi Dios me escuchará!
Miqueas 7:7


3. En la palabra de Dios está la esperanza

Espero al Señor, lo espero con toda el alma;
en su palabra he puesto mi esperanza.
Salmos 130:5


4. Ilumina los ojos del corazón y sabrás a que esperanza Dios te ha llamado

Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos.
Efesios 1:18


5. Dios tiene planes de bienestar para todos

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.
Jeremías 29:11


6. No te angusties, pon tu esperanza en Dios

¿Por qué voy a inquietarme?
¿Por qué me voy a angustiar?
En Dios pondré mi esperanza,
y todavía lo alabaré.
¡Él es mi Salvador y mi Dios!
Salmos 42:11


7. Confía en el Señor

Pero los que confían en el Señor
renovarán sus fuerzas;
volarán como las águilas:
correrán y no se fatigarán,
caminarán y no se cansarán.
Isaías 40:31


8. Que el Dios de la esperanza te llene de alegría y paz

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.
Romanos 15:13


9. La fe, es la certeza de lo que no se ve

Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.
Hebreos 11:1


10. Acude a Dios si te encuentras agobiado

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.
Mateo 11:28


11. La entereza de carácter da esperanza

Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.
Romanos 5:3-4


12. En la espera mostramos nuestra constancia

Pero si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia.
Romanos 8:25


13. En tu palabra he puesto mi esperanza

Tú eres mi escondite y mi escudo;
en tu palabra he puesto mi esperanza.
Salmos 119:114


14. Mantén firme tu esperanza

Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa.
Hebreos 10:23


15. Cobra ánimo y ármate de valor

Cobren ánimo y ármense de valor,
todos los que en el Señor esperan.
Salmos 31:24


16. En Dios pongo mi esperanza todos los días

Encamíname en tu verdad, ¡enséñame!
Tú eres mi Dios y Salvador;
¡en ti pongo mi esperanza todo el día!
Salmos 25:5


17. El Señor siempre te acompaña

Que tu gran amor, Señor, nos acompañe,
tal como lo esperamos de ti.
Salmos 33:22


18. La esperanza de Dios jamás te defraudará

Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.
Romanos 5:5


19. Dios es esperanza viva

¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva.
1 Pedro 1:3


20. Honra a Cristo en tu corazón

Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.
1 Pedro 3:15


21. Solo existe la esperanza de Dios

Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una sola esperanza.
Efesios 4:4


22. La mayor riqueza es la esperanza de gloria

A éstos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.
Colosenses 1:27


En estos versículos está el mensaje de Dios, el murió y resucitó para regalarnos una vida llena de misericordia y abundancia, por eso tenemos que comprender que más allá de los hechos, o las circunstancias que se nos presenten, debemos mantener viva la esperanza, porque es lo que nos ayuda a estar más cerca de él, siempre y cuando llevemos una vida llena de gozo, bondad y alabanzas en nuestros corazones, que nos permitan disfrutar de un futuro esperanzador lleno de promesas y positivismo con la certeza de que nuestro Señor, camina a nuestro lado acompañándonos y con él, nada puede salir mal.

Y con esto no quiero decir que estamos exentos de tener problemas o sufrir algún revés, se trata de tener el carácter para determinar que los designios de Dios están por encima de cualquier eventualidad, y transitando de su mano todo será más fácil de lograr, de creer y de aceptar, recuerda que Dios todopoderoso es nuestro único Señor y Salvador.

0/5 (0 Reviews)

Entradas relacionadas

Ir arriba