Versículos de motivación

Versículos de motivación

Una persona motivada es capaz de lograr todo lo que se propone en la vida, ya que, la motivación es el impulso o la fuerza que nos induce a cumplir nuestras metas para satisfacer necesidades. Si alguien carece de lo antes mencionado, le será mucho más difícil poder tomar decisiones que le permitan emprender una acción determinada para mejorar su situación actual, por ello, es importante contar siempre con un estímulo que active el deseo de conseguir el éxito.

Aunque en ocasiones te parezca complicado sentirte motivado, realmente es mucho más fácil de lo que crees, lo primero que debes saber es que tienes que establecerte un objetivo claro, concreto y realista, que puedas ir midiendo en el tiempo su progreso y sepas que cada vez te falta mucho menos para alcanzarlo, de igual forma, debes controlar tu mente para que tus pensamientos siempre sean positivos, de esta manera te contagiarás de una esencia triunfadora que te permitirá levantarte de cualquier tropiezo y seguir firme con tu meta.

Además de esta pequeña guía, existen 5 fundamentos que son elementales para que la motivación se mantenga elevada sin importar las circunstancias y no te dejes llevar por la impotencia, la rabia, la ira y el desagrado, que son emociones negativas que afectaran de una u otra forma tus objetivos.

Confía en ti mismo, si tu mismo no crees en ti, ni te sientes con la capacidad de lograr lo que te has propuesto, es muy poco probable que obtengas lo que tanto anhelas, por lo tanto, debes mantener tu confianza al máximo.

Ser determinado, una cualidad esencial para mantenerte motivado, es la determinación, ya que esto te permite seguir en la ruta correcta sin desviarte del camino a pesar de los obstáculos que se te presenten, así que, sin importar lo que suceda debes repetirte una y otra vez que si puedes cumplir con lo que te has trazado.

Sé alegre, la alegría es fundamental en todos los aspectos de la vida y por ningún motivo puedes dejar que la tristeza o la depresión consuma tus energías, esto puede ocasionar que te desanimes y tires por la borda lo mucho o poco que hayas logrado, de tal modo afronta siempre las vicisitudes de la vida con alegría.

Nunca pierdas la esperanza, este estado de ánimo optimista te mantiene motivado, con la convicción de que todo es posible y que lo que llegará a ti, siempre serán cosas positivas y cargadas de buenas vibras.

Fe en Dios, por ultimo y no menos importante está la fe en nuestro Señor, sin ella no somos nada, por lo tanto, debemos aferrarnos a su palabra e instruirnos para elevar nuestro ánimo y creer fervientemente en nuestros sueños más allá de lo que la vista nos permite, ya que, con su guía espiritual todo será más fácil, por esta razón te presentamos a continuación los mejores versículos de motivación que puedes encontrar en sus sagradas escrituras, para que los emplees en tu vida diaria y compartas con tu entorno.

1. No te desanimes

Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.
2 Corintios 4:16


2. Consolemos al que sufre

Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren.
2 Corintios 1:3-4


3. Si estás cansado ven a mí

Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.
Mateo 11:28


4. Mantente firme e inconmovible

Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.
1 Corintios 15:58


5. Animémonos unos a otros

Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.
Hebreos 10:24-25


6. No le temas a los hombres, Dios está contigo

Soy yo mismo el que los consuela.
¿Quién eres tú, que temes a los hombres,
a simples mortales, que no son más que hierba?
Isaías 51:12


7. Permanezcan unidos por amor

Quiero que lo sepan para que cobren ánimo, permanezcan unidos por amor, y tengan toda la riqueza que proviene de la convicción y del entendimiento. Así conocerán el misterio de Dios, es decir, a Cristo.
Colosenses 2:2


8. Imparte a otros tu fe en Dios

Tengo muchos deseos de verlos para impartirles algún don espiritual que los fortalezca; mejor dicho, para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos.
Romanos 1:11-12


9. Dios siempre te dará consuelo

Pues, así como participamos abundantemente en los sufrimientos de Cristo, así también por medio de él tenemos abundante consuelo.
2 Corintios 1:5


10. Nunca dejes de motivar a tu prójimo

Por eso, anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo vienen haciendo.
1 Tesalonicenses 5:11


11. Sé fuerte y valiente, el Señor siempre está a tu lado

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.
Josué 1:9


12. Dios está de tu lado, ten fe

¿Qué diremos frente a esto? Si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra?
Romanos 8:31


13. Sé perseverante y sigue el ejemplo del Señor

Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús.
Romanos 15:5


14. Simpatiza con tu prójimo y bríndale tu ayuda

Cada uno debe agradar al prójimo para su bien, con el fin de edificarlo.
Romanos 15:2


15. ¡Ánimo! Dios nunca te abandonará

El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.
Deuteronomio 31:8


16. El Señor será tu guía

El Señor dice:
«Yo te instruiré,
yo te mostraré el camino que debes seguir;
yo te daré consejos y velaré por ti.»
Salmos 32:8


17. Anímate y ármate de valor

Cobren ánimo y ármense de valor,
todos los que en el Señor esperan.
Salmos 31:24


18. Dios venció al mundo, tú también puedes hacerlo

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.
Juan 16:33


19. Mantente firme en la fe

Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes.
1 Corintios 16:13


20. Todo esfuerzo tiene su recompensa

Todo esfuerzo tiene su recompensa,
pero quedarse sólo en palabras lleva a la pobreza.
Proverbios 14:23


21. No te angusties ni te acobardes

La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.
Juan 14:27


22. La gloria doblega al sufrimiento

Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.
2 Corintios 4:17


23. Tú vales mucho para Dios

¿No se venden cinco gorriones por dos moneditas? Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos. Así mismo sucede con ustedes: aun los cabellos de su cabeza están contados. No tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones.
Lucas 12:6-7


24. Tu buena voluntad será recompensada

Porque si uno lo hace de buena voluntad, lo que da es bien recibido según lo que tiene, y no según lo que no tiene.
2 Corintios 8:12


A pesar de que la vida te presente pruebas y obstáculos que te desanimen por momentos, debes tener muy claro que la gracia y la misericordia de Dios es infinita y siempre estará contigo, acompañándote e iluminando tu camino como un guía celestial, ya que él te conoce y te ha creado con la capacidad de afrontar cualquier situación por muy difícil que parezca.

Y si por algún motivo te sientes desmotivado o agobiado, guarda silencio y escucha lo que el señor tiene para ti, no desmayes, llénate de fortaleza, levántate y sigue adelante, recuerda que Dios no nos da cargas que no podamos soportar.

0/5 (0 Reviews)

Entradas relacionadas

Ir arriba