Versículos de perdón

Versículos de perdón

El perdón es un beneficio que todos en algún momento determinado buscamos, en ocasiones unos más que otros, pero al momento de concederlo no resulta tan fácil como creemos, porque dejamos que emociones negativas como al orgullo, la ira y el rencor se apoderen de nuestra alma, y entonces, ¿qué es el perdón? Existen numerosas definiciones acerca de este termino, pero la más acertada nos habla de la renuncia a la indignación y los resentimientos de aquello que te causa una agresión u ofensa, en otras palabras, depende solo de ti, de la claridad y misericordia que sientas y si estas dispuesto a liberarte de esos sentimientos que te producen dicho agravio.

Sin embargo, ¿cómo lograrlo? Lo primero que tienes que saber es que todo tiene un proceso, inclusive el saber perdonar, en todo caso, debes perdonarte a ti mismo, de lo contario es muy difícil que puedas intentarlo con alguien más, a veces no nos damos cuenta lo mucho que nos condenamos por alguna decisión mal tomada o una circunstancia en la que no obramos bien, por ello para conseguirlo debemos amar nuestro ser por encima de todo, aceptarnos pase lo que pase, y perdonarte desde el interior, eso te dará paz y estarás bien contigo mismo.

Pero, ¿cómo funciona el perdón hacia los demás? aunque cueste un poco de creer esto es bastante sencillo, una vez que liberes tus pesares, debes entender que hay que aceptar a la persona tal y como es, no puedes pretender imponer tu voluntad o modificar la conducta de alguien a fin de tu agrado, ya que cada individuo recibe una formación diferente y por ende puede percibir una idea alterna a la tuya, en cuanto a lo que son sus creencias, sus valores, sus normas y sus propias experiencias, aquí es donde nacen las inconformidades y las decepciones, pero no te das cuenta, que lo que esperabas de esa persona era mucho más de lo que en verdad podría brindarte, quizá tus expectativas hacia ella eran muy grandes, por lo tanto, es necesario que sueltes y abandones esos pensamientos, de esta manera estarás encaminado a experimentar el perdón hacia los demás.

Otorgar el perdón es notoriamente un beneficio tanto del que lo recibe, como del que lo da, porque nos ayuda a soltar rencores, deseos de venganza y apegos emocionales al dolor, contribuyendo a la paz y a la reconstitución de la relación con los demás, de este modo esto te dará la confianza para no sentir temor al rechazo, al engaño o al abandono, es por ello que a través del evangelio, la palabra de Dios nos exhorta desde todo punto de vista a restablecer los idilios por medio del perdón, así como el poder que el tiene dentro de nosotros mismos, razón por la cual, a continuación te dejamos una completa selección con los mejores versículos de perdón.

1. Halla perdón quien confiesa el pecado

Quien encubre su pecado jamás prospera;
quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.
Proverbios 28:13


2. Dios se sacrificó por el perdón del mundo

Él es el sacrificio por el perdón de nuestros pecados, y no sólo por los nuestros sino por los de todo el mundo.
1 Juan 2:2


3. Los enfermos necesitan el perdón

Al oír esto, Jesús les contestó: ―No son los sanos los que necesitan médico, sino los enfermos.
Mateo 9:12


4. Dichoso aquel que es perdonado

Dichoso aquel
a quien se le perdonan sus transgresiones,
a quien se le borran sus pecados.
Salmos 32:1


5. El señor es bueno perdonando

Tú, Señor, eres bueno y perdonador;
grande es tu amor por todos los que te invocan.
Salmos 86:5


6. Perdona mientras oras

Y cuando estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenlo, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados.
Marcos 11:25


7. Todo el que cree, es justificado por medio de Jesús

Por tanto, hermanos, sepan que por medio de Jesús se les anuncia a ustedes el perdón de los pecados. Ustedes no pudieron ser justificados de esos pecados por la ley de Moisés, pero todo el que cree es justificado por medio de Jesús.
Hechos 13:38-39


8. El Señor perdonará tus ofensas si tú perdonas a los que te ofenden

Pero, si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas.
Mateo 6:15


9. En Dios obtendrás la redención

En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia.
Efesios 1:7


10. Perdona, como a ti también te han perdonado

Perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.
Mateo 6:12


11. Arrepiéntete para que tus pecados sean borrados

Por tanto, para que sean borrados sus pecados, arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que vengan tiempos de descanso de parte del Señor.
Hechos 3:19


12. No blasfemes en nombre del Espíritu Santo

A cualquiera que pronuncie alguna palabra contra el Hijo del hombre se le perdonará, pero el que hable contra el Espíritu Santo no tendrá perdón ni en este mundo ni en el venidero.
Mateo 12:32


13. El que perdona la ofensa, cultiva el amor

El que perdona la ofensa cultiva el amor;
el que insiste en la ofensa divide a los amigos.
Proverbios 17:9


14. Sean compasivos unos con otros y perdónense mutuamente

Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.
Efesios 4:32


15. Perdona para que te perdonen

Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial.
Mateo 6:14


16. La tolerancia es digna del perdón de Dios

De modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.
Colosenses 3:13


17. Encuentra a Dios en la oración y pide su perdón

Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.
2 Crónicas 7:14


18. No juzgues, no condenes y serás perdonado

No juzguen, y no se les juzgará. No condenen, y no se les condenará. Perdonen, y se les perdonará.
Lucas 6:37


19. Perdona cuantas veces sea necesario

Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: ―Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces? ―No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces —le contestó Jesús—.
Mateo 18:21-22


20. El Señor jamás te abandonará

El Señor su Dios es compasivo y misericordioso. Si ustedes se vuelven a él, jamás los abandonará.
2 Crónicas 30:9b


21. Arrepiéntete en el nombre del Señor

Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo.
Hechos 2:38


22. La oración de fe sanará al enfermo

¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonará.
Santiago 5:14-15


23. Dios nos pide arrepentimiento

Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan.
Hechos 17:30


Además de lo descrito, algo que debe quedar claro es que para perdonar no siempre la persona que te causó una ofensa debe estar arrepentido, puede estarlo o no, lo importante siempre va ser como tu te sientes con respecto a ese sentimiento y la finalidad es que dejes de vivir atrapado en una situación que no es sana para ti, liberando el resentimiento que tienes, y en estos versículos se puede evidenciar que nuestro Señor nos invita de muchas formas y en más de una ocasión como el mismo lo dice “hasta setenta veces siete”, a experimentar el perdón con nuestro prójimo y es así y solo así que su gracia nos alcanzará y que recibiremos la misericordia y la salvación que buscamos de Dios, cuando nuestros días en el mundo terrenal hayan cumplido su misión.

Finalmente, cuando eres tú el que necesita ser perdonado, con el reconocimiento de haber causado un daño, el arrepentimiento de corazón, así como el querer repararlo haciéndoselo saber a la persona que agraviaste y buscar a Dios, estarás en el sendero correcto para hallarlo, no obstante, el propósito de pedir perdón no debe ser la reconciliación como tal, sino el sentir que se está haciendo lo correcto, porque sin importar si eres el que lo recibe o lo da, esto te ayudará a cerrar ciclos tormentosos, mejorar tu rendimiento personal y a salir adelante de la mano de nuestro Señor Jesucristo.

¡Perdónate!

0/5 (0 Reviews)

Entradas relacionadas

Ir arriba