Versículos para combatir la ansiedad

Versículos para combatir la ansiedad

Vivimos inmersos en un mundo tan dinámico, ajetreado y complicado en el que es muy probable atravesar momentos de estrés, agobio y cansancio, si has pasado por eso o te sientes así, quizá tengas o tuviste ansiedad, pero acaso, ¿esto es malo? No, atravesar un momento de incertidumbre, es común en algún momento de la vida, sobre todo si no tenemos la certeza de que lo que esperamos ansiosamente tenga o no éxito, pero y entonces ¿podría convertirse en algo malo? Sí, lamentablemente si esa sensación inestable se convierte en una situación perenne, ya que, además de ser considerada un trastorno psicológico, esto nos produce tensión, inquietud y nervios, emociones que nos desequilibran al punto de no tener paz y vivir siempre con preocupaciones que afectan nuestra integridad.

No obstante, eso no quiere decir que debamos permitir que esos sentimientos tengan el control de todo y se apoderen de nosotros, afortunadamente existen formas de combatir este trastorno, a continuación, te muestro 5 consejos para luchar contra la ansiedad y entender mejor su procedencia.

Reconoce tus manías

La ansiedad puede producir efectos secundarios como comerse las uñas, arrancarse el cabello, comer en exceso, golpearse y perdida de cabello, en todo caso al reconocer que estas manías están presentes será mucho más fácil ponerles un freno y tratar de no recurrir a formas repetitivas o estigmatizadas que solo agravan este estado, creándonos más ansiedad, solo reconociéndonos podremos comenzar a combatirla.

Mantén tu mente positiva

Declara siempre sobre tu mente que el optimismo te ayude a mejorar la perspectiva de cualquier realidad o cosa que te cause la ansiedad, anotando una o dos soluciones positivas, esto te hará ver que no todo lo que parece malo, lo es.

Organiza tus prioridades

Muchas veces al pensar o tener una planificación muy amplia con obligaciones continúas que implican la toma de decisiones en el trabajo o en el hogar, dan pie a desencadenar una serie de emociones negativas, de que no podremos efectuar dichas tareas, lo que hace que se genere la ansiedad, para este caso lo mejor es fraccionar el día, organizando por prioridades los objetivos a cumplir y pasar del pensar al ejecutar, eso te dará la satisfacción de que estás por buen camino.

Utiliza el tiempo a tu favor

Si el sentimiento de culpa por no haber culminado con una labor pendiente no te deja estar tranquilo, lo mejor será tomarte un descanso para meditar, relajar la mente y respirar, esto ayudará a centrarte hacia los objetivos. Por ningún motivo te coloques en frente fuentes distractoras que solo empeorarían la situación.

Emplea la palabra de Dios

En cualquier situación que estemos la palabra de Dios siempre nos recuerda que por más difícil que sea dicho realidad, a través de la biblia encontraremos consejos sabios que nos reconforten para batallar contra cualquier cosa. Por esta razón, te invitamos a detallar estos versículos que te presentamos a continuación donde hallarás las herramientas para combatir la ansiedad y así encontrar esperanza, consuelo y la paz que necesitamos.

1. Deja tu ansiedad en manos de Dios

…echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

1 Pedro 5:7.


2. Los fieles no se cansarán; caminarán

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Isaías 40:31.


3. Busca tu guía siempre en el reino de Dios

Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Mateo 6:32-33.


4. No te afanes en un imposible

¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

Mateo 6:27.


5. Honra tu fe en Jesucristo

Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

1 Pedro 1:7.


6. Dios te dará resistencia a la tentación

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.

1 Corintios 10:13.


7. Esfuérzate y sé valiente, Jesús esta contigo

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Josué 1:9.


8. No temas, Dios no te dejará caer

¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados.Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

Mateo 10:29-31.


9. Ten pensamientos positivos

Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos!

Salmos 139:16-17.


10. Jehová es tu guardador

Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

Salmos 121:5


11. Dios siempre estará contigo, no temas

Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.

Salmos 118:6.


12. Confía en la presencia de Dios a tu lado

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Salmos 23:4.


13. Cree aunque no veas

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Hebreos 11:1.


14. Apóyate con todo tu corazón en Jehová

Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.

Proverbios 3:5.


15. Para Dios no hay nada imposible

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

Mateo 19:26.


16. No te afanes, ora con convicción y acción de gracias

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6-8.


17. Ora al Espíritu Santo, él será nuestro intercesor

Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

Romanos 8:26-28.


18. Mantén tus pensamientos en total paz

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

Isaías 26:3.


19. Deja tus cargas en Dios y hallarás descanso

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Mateo 11:28-30.


Sin importar las circunstancias y los tiempos en que vivimos, nuestro Señor nos recuerda en estos versículos, que siempre estará con nosotros y jamás nos abandonará, porque él tiene el control de todo, un ejercicio que puedes practicar para tratar de vencer la ansiedad es refugiarte y memorizar estas plegarias durante el día, sobre todo, cuando sientas que te invade la ansiedad, conserva tu mente repleta de buenas intenciones y promesas de Dios.

Muchos creen que la ansiedad solo puede controlarse de forma indirecta, no creas que tratando de suprimir o ignorar los pensamientos que te la generan o pidiéndoselo a tu subconsciente se irá, para erradicar con este trastorno de raíz tienes que mantener controlado lo que te la produce, estos síntomas pueden ser ocasionados por problemas económicos, noticias de crisis o enfermedades mundiales, inseguridad en tu barrio, inestabilidad amorosa, resultados médicos, terceros malintencionados, entre otras, los cuales solo serán combatidos mejorando la relación que existe entre tu mente con el entorno en el que te encuentras, con la presencia de Dios en tu vida y con la convicción fiel a sus palabras que ilustran estos versículos de sus sagradas escrituras, en donde hallarás las herramientas necesarias para combatir la ansiedad de una vez y para siempre.

0/5 (0 Reviews)

Entradas relacionadas

Ir arriba