Versículos sobre fe

Versículos sobre fe

En la actualidad es muy común observar nuestro alrededor y encontrarnos con personas que afirman tener fe, pero al primer instante que algo sale mal, se enfadan, tomando una actitud negativa que no combina en absoluto con un individuo que si la tenga. Quizás esto sucede porque no han comprendido su verdadero significado, por ello, antes de seguir avanzando aclaremos su definición, siendo determinado para la real academia como un conjunto de creencias que puede tener una persona, pero en el ámbito cristiano, la fe es la certeza de que recibiremos algo divino de Dios, que aún no tenemos y que no podemos ver. De cualquier modo, nuestra pregunta sería, ¿por qué es importante la fe? Entonces, aquí tenemos que comprender que más que una virtud, es un valor que ocupa un lugar protagónico en la vida, que interviene en las relaciones intrapersonales, religiosas y con el entorno mismo.

Lo que nos hace preguntarnos ¿cómo funciona la fe?, no hay como tal una fórmula mágica que nos haga, más o menos afortunados, tampoco existe un medidor cuantificable de la fe, solo está la certeza de que al aceptar que la poseemos debemos basar todo lo que somos en la convicción de que Dios hará lo que deba en el tiempo, espacio y en la manera que quiera, siendo totalmente pacientes en el proceso y respetando su voluntad, por ningún motivo es discutible que seamos caprichosos ante una petición o inclusive, condicionar nuestra confianza a cambio de recibir lo que deseamos.

La fe cristiana de una persona proviene del corazón, también se afirma que este don o gracia de Dios se alimenta de la oración, se fortalece en las experiencias y toma por cierta cada revelación, pero que en todo momento está abierta al conocimiento de Dios, por esta razón a continuación te presentamos los mejores versículos sobre la fe que hallamos en las sagradas escrituras, para que estudies y reconfirmes este precioso valor y sepas que nuestro Señor es el único que puede conceder todas tus peticiones si las solicitas con fe.

1. Para tener fe, hay que tener amor

Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada.
1 Corintios 13:2


2. Dios, es el pan de la vida

Yo soy el pan de vida —declaró Jesús—. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed.
Juan 6:35


3. Dios resucitará, a los que mueran con fe

¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.
1 Tesalonicenses 4:14


4. Todo el que cree en Dios, no se perderá

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.
Juan 3:16


5. Si crees en nuestro Señor, serás salvado

Que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.
Romanos 10:9


6. Cree y sufre en Dios

Porque a ustedes se les ha concedido no sólo creer en Cristo, sino también sufrir por él.
Filipenses 1:29


7. Pide con fe y todo será concedido

Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán.
Marcos 11:24


8. Fortalece desde tu corazón tu fe en Dios

Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor.
Efesios 3:16-17


9. La fe es la garantía de lo que se espera

Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.
Hebreos 11:1


10. Vive en la fe

Vivimos por fe, no por vista.
2 Corintios 5:7


11. Tú fe, te dará la constancia

Pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia.
Santiago 1:3


12. Nuestra fe, vence al mundo

Porque todo el que ha nacido de Dios vence al mundo. Ésta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe.
1 Juan 5:4


13. Sé cordial para recibir a los débiles

Reciban al que es débil en la fe, pero no para entrar en discusiones.
Romanos 14:1


14. Esmérate en seguir la fe

Tú, en cambio, hombre de Dios, huye de todo eso, y esmérate en seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia y la humildad.
1 Timoteo 6:11


15. Si oras creyendo, lo recibirás todo

Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración.
Mateo 21:22


16. La fe, te sana

Puedes irte —le dijo Jesús—; tu fe te ha sanado. Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino.
Marcos 10:52


17. El que cree en Dios, vencerá

¿Quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?
1 Juan 5:5


18. No juzgues la fe de los demás

¿Quién eres tú para juzgar al siervo de otro? Que se mantenga en pie, o que caiga, es asunto de su propio señor. Y se mantendrá en pie, porque el Señor tiene poder para sostenerlo.
Romanos 14:4


19. El evangelio es poder de salvación

A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos

primeramente, pero también de los gentiles.
Romanos 1:16


20. Aférrate al evangelio, para que tu fe esté a salvo

Ahora, hermanos, quiero recordarles el evangelio que les prediqué, el mismo que recibieron y en el cual se mantienen firmes. Mediante este evangelio son salvos, si se aferran a la palabra que les prediqué. De otro modo, habrán creído en vano.
1 Corintios 15:1-2


21. El justo vivirá por su fe

El insolente no tiene el alma recta,
pero el justo vivirá por su fe.
Habacuc 2:4


22. Si tienes oportunidad, has bien a otros

Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.
Gálatas 6:10


23. Todo el que cree recibirá la justicia

De hecho, Cristo es el fin de la ley, para que todo el que cree reciba la justicia.
Romanos 10:4


24. No te desvíes de la fe, por codiciar el dinero

Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.
1 Timoteo 6:10


25. El que cree en él, no es condenado

El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.
Juan 3:18


26. Aparta de tu corazón la incredibilidad

Cuídense, hermanos, de que ninguno de ustedes tenga un corazón pecaminoso e incrédulo que los haga apartarse del Dios vivo.
Hebreos 3:12


27. Retén la confianza en Cristo hasta el final

Hemos llegado a tener parte con Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin la confianza que tuvimos al principio.
Hebreos 3:14


28. El Bautismo es un acto de fe

Pablo les explicó: ―El bautismo de Juan no era más que un bautismo de arrepentimiento. Él le decía al pueblo que creyera en el que venía después de él, es decir, en Jesús.
Hechos 19:4


En conclusión, estos versículos nos hablan de lo importante que es mantenernos unidos por la fe, sobre todo cuando alguien que no es creyente y que no entiende la palabra de Dios nos ataca, en todo caso como lo dijo nuestro Señor “Reciban al que es débil en la fe, pero no para entrar en discusiones”, al contrario, debemos atraer su interés al sendero de Dios y aferrarnos al evangelio, analizando y comprendiendo estos fragmento bíblicos llenos de poder y salvación, ese es el primer paso para comenzar a edificar nuestra fe.

Un último dato que debemos aclarar, es que por ningún motivo se debe confundir la fe con la creencia, esto es un error muy recurrente que no tiene fundamento, ya que, ambos términos son totalmente opuestos, pues cuando un individuo tiene creencias, es porque existen motivos para hacerlo, pero cuando se trata de fe, no se necesita tener ni siquiera una buena razón, de hecho pueden haber mil razones para no tenerla y aun así la fe prevalece por encima de cualquier circunstancia o persona, y es, porque Dios existe y todo lo que pidas en oración lo obtendrás.

0/5 (0 Reviews)

Entradas relacionadas

Ir arriba