Versículos sobre la familia

versículos sobre la familia

Desde que una persona nace se encuentra inmersa dentro de un grupo de miembros a los que se les adjudica el nombre de familia. Este núcleo está compuesto por padres, abuelos, tíos, primos y en ocasiones hermanos, pero puede haber muchos más individuos que la integren, siendo familia de sangre, por consanguinidad (cuñados, suegros, esposos) o amigos inseparables, que se vuelven parte de la familia, por lo que no se conoce con exactitud cuantas personas la conforman. Por lo general cada integrante desempeña un rol, “la más chiquita de la casa”, “el hombre de la familia”, “la hermana mayor”, por mencionar algunos, y es aquí donde se desarrollan las aptitudes, las habilidades, las creencias, los valores y los principios, en otras palabras, de esto depende la formación integral de un ser humano.

La familia es tan importante en la vida de cada persona, porque representa un refugio seguro al cual acudir cuando nos sentimos deprimidos, pero también es el primer lugar al que queremos llegar cuando todo esta bien para compartir las buenas nuevas, opera además, como un centro de reuniones donde cada miembro puede expresarse de forma natural y donde como familia se aprenda a convivir entre personas.

Siempre oímos o nos aconsejan seguir los mandamientos de Jesús, porque él fue un gran modelo a seguir durante su paso en la tierra, obedeciendo siempre a sus padres, honrándolos y enalteciéndolos, pero realmente entendemos ¿por qué es tan necesario instruir a mi familia según los preceptos del evangelio? conducir a una familia en la fe de cristo te permitirá y ayudará a afianzar los valores del respeto, el servicio, la fidelidad, el esfuerzo por lo que se quiere y la generosidad, todos estos indispensables para vivir una vida a plenitud, obtener satisfacciones personales, espirituales y enfrentar los problemas de la mejor manera cuando se presenten, por eso a continuación te dejamos los mejores versículos sobre este tema para que los comprendas y compartas con tu núcleo familiar.

1. Todos somos hijos de Cristo

Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
1 Juan 3:2-3


2.- Sé un buen hijo

Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!
Lucas 11:13


3. Mi familia y yo serviremos al Señor

Pero, si a ustedes les parece mal servir al Señor, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.
Josué 24:15


4. El orgullo de los hijos son sus padres

La corona del anciano son sus nietos;
el orgullo de los hijos son sus padres.
Proverbios 17:6


5. Sé sabio y gozarás la gracia de Dios

Hijo mío, si tu corazón es sabio,
también mi corazón se regocijará.
Proverbios 23:15


6. No abandones a la familia

No abandones a tu amigo ni al amigo de tu padre. No vayas a la casa de tu hermano cuando tengas un problema. Más vale vecino cercano que hermano distante.
Proverbios 27:10


7. Escoge bien a tus amigos

Hay amigos que llevan a la ruina,
y hay amigos más fieles que un hermano.
Proverbios 18:24


8. Que Dios siempre esté con nosotros

Que el Señor nuestro Dios esté con nosotros, como estuvo con nuestros antepasados; que nunca nos deje ni nos abandone.
1 Reyes 8:57


9. Ora con tu familia a Dios

Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.
Deuteronomio 6:6-7


10. Cree siempre en el Señor

Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron.
Hechos 16:31


11. Mantente unido y vive en armonía, en el nombre de Dios

Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito.
1 Corintios 1:10


12. No abandones la enseñanza de tu madre

Hijo mío, obedece el mandamiento de tu padre
y no abandones la enseñanza de tu madre.
Proverbios 6:20


13. Ama de corazón a tus hermanos y amarás a Dios

Si alguien afirma: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto.
1 Juan 4:20


14. Vive en armonía con tus hermanos

¡Cuán bueno y cuán agradable es
que los hermanos convivan en armonía!
Salmos 133:1


15. El Señor nunca se olvidará de ti

¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho,
y dejar de amar al hijo que ha dado a luz?
Aun cuando ella lo olvidara,
¡yo no te olvidaré!
Grabada te llevo en las palmas de mis manos;
tus muros siempre los tengo presentes.
Isaías 49:15-16


16. Cría a tus hijos bajo los designios de Dios

Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor.
Efesios 6:4


17. Instruye a tus hijos en el camino correcto

Instruye al niño en el camino correcto,
y aun en su vejez no lo abandonará.
Proverbios 22:6


18. Los amigos son como los hermanos

En todo tiempo ama el amigo;
para ayudar en la adversidad nació el hermano.
Proverbios 17:17


19. Un hijo es el orgullo de un padre

El padre del justo experimenta gran regocijo;
quien tiene un hijo sabio se solaza en él.
Proverbios 23:24


20. Ama a tu prójimo

“Honra a tu padre y a tu madre”, y “ama a tu prójimo como a ti mismo”.
Mateo 19:19


21. Escoge ser un hijo sabio

El hijo sabio es la alegría de su padre;
el hijo necio es el pesar de su madre.
Proverbios 10:1


22. Cumple con los mandamientos de Dios

“No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre”, y “ama a tu prójimo como a ti mismo”.
Mateo 19:18b-19


23. Disfruta de la estadía de tus padres en la tierra y hónralos

Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.
Éxodo 20:12


24. Sé un buen proveedor para tu familia

El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.
1 Timoteo 5:8


Es importante que tengas claro que todos estamos obligados a respetar, cuidar y fortalecer la familia, según los deberes y derechos que tenemos como individuos, es decir, si aun eres muy joven, prepárate e instrúyete en la fe del señor para que tengas los conocimientos claros a la hora de iniciar una familia al lado de alguien más, si estás casado, vela, provee y conduce a tu familia bajo los mandatos y leyes de Dios, no permitas que se descarrile contando siempre con una guía celestial y si decidiste permanecer soltero preserva y resguarda la familia en la que naciste, no le causes penurias a tus padres, hónralos y hazlos orgullosos de ti.

Un dato interesante que vale la pena analizar en estos versículos y que nuestro Señor enfatiza, es que no todas las personas que comparten sangre son considerados parte del núcleo familiar, existen muchas familias formadas de varios integrantes por afinidad de gustos, personalidades y creencias que se vuelven tan cercanos que dentro de la sociedad los terminan denominando como tal, por eso, no te limites si vives lejos de tu familia de origen, desde donde estés busca siempre desarrollar esa unión y esa hermandad para lograr convivir en armonía y en la fe de Cristo.

0/5 (0 Reviews)

Entradas relacionadas

Ir arriba